La Ciudad de Buenos Aires recibió a la Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia - The World March for Peace and Nonviolence
Sunday, August 19, 2018 Bookmark and Share
| More available languages

This month's news

March Day 93 !
October 2, 2009
January 2, 2010

Informations and Recomendations
PUNTA DE VACAS 2010 - Useful Information
Local links and reservations


La Ciudad de Buenos Aires recibió a la Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia


Argentina Buenos Aires | December 30, 2009 16:32
En un marco de alegría y emoción, los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores se sumaron a los festejos por la llegada de la Marcha por la Paz y la No-Violencia a la Capital Federal de la República Argentina. El evento reunió a cerca de 10 mil personas y contó con la participación de destacados artistas populares.

En un marco de alegría y emoción, los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores se sumaron a los festejos por la llegada de la Marcha por la Paz y la No-Violencia a la Capital Federal de la República Argentina. Miembros de sindicatos y partidos políticos, grupos barriales, asociaciones civiles, colectividades y personalidades locales confluyeron en la Plaza de los Dos Congresos para recibir al equipo base que recorrió el planeta y disfrutar de bandas en vivo, murgas, batucadas y artistas populares.

La jornada comenzó en pleno atardecer porteño. Desde los distintos barrios de la Ciudad, grupos de personas fueron acercándose hacia el Obelisco, el tradicional centro para los festejos y celebraciones deportivas. Allí comenzó, a las 18, la caravana hacia la Plaza de Mayo –ubicada frente a la Casa de Gobierno-, dónde el Equipo Base se reunió con los cerca de 10 mil marchantes y encabezó el camino hacia la Plaza de los Dos Congresos.

De la caravana participaron organizaciones que adhieren a esta iniciativa como los partidos Justicialista, Socialista y Comunista, la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), la Tupac Amaru, entre otros; y miembros de los cinco organismos del Movimiento Humanista: la Fundación Mundo Sin Guerras, La Comunidad para el Desarrollo Humano, Convergencia de las Culturas, el Centro de Estudios Humanistas y el Partido Humanista.

Los miembros del Equipo Base que lideraron la caravana se ubicaron a un costado del escenario. “Estamos realmente cansados”, explicó Tony Robinson, de Inglaterra. “Hemos pasado muros que dividen pueblos, hemos estado con sobrevivientes de bombas atómicas, hemos visto la pobreza que azota el Africa y la injusticia social a nivel mundial. Tratamos de hacer lo mejor que pudimos”.

Robinson destacó que se había sentido particularmente conmovido cuando, durante su recorrido por Hiroshima, fue abrazado por una sobreviviente del primer bombardeo nuclear en la historia de la humanidad. “Esa es una experiencia que jamás olvidaré”, comentó.

Sudhir Gandotra, vocero de la Marcha Mundial en la región Asia-Pacífico, sacaba fotos con su cámara de los alrededores del evento. “Es mi primera vez en Buenos Aires”, decía sonriente. Desde su óptica, “a pesar de las diferencias de lenguajes, la forma de abrazar o saludar, en todos los lugares hemos compartido un mismo sentimiento de alegría”. Asimismo, afirmó que su experiencia en la India le había permitido observar “ejercicio de la vida real de como podría ser el mundo en paz”.

Una vez reunidos los marchantes frente al Palacio Legislativo, comenzó –con una presentación de la escuela de percusión Bum Racatá- el evento cultural central del paso de la Marcha Mundial por Buenos Aires. Eran las 20 cuando las dos conductoras (Judith Vitores, del programa televisivo “Estudio País”, y Anna Furdada, humanista española), dieron la bienvenida oficial a los presentes.

“Amigos: sean muy bienvenidos a la Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia en Buenos Aires”, dijo la española, lo que generó un caluroso aplauso por parte del público presente.

El principal orador del evento fue Guillermo Sullings, vocero de la Marcha Mundial en Argentina. “La nuestra no es una paz abstracta”, aseguró antes de recordar las cinco exigencias centrales de la Marcha: El desarme nuclear a nivel mundial, el retiro inmediato de las tropas invasoras de los territorios ocupados, la reducción progresiva y proporcional del armamento convencional, la firma de tratados de no agresión entre países y la renuncia de los gobiernos a utilizar las guerras como medio para resolver conflictos.

Antes de finalizar, recordó que “hay muchas utopías que dejan de ser utopías y se convierten en realidades. A todos los que dicen ‘siempre hubo guerras y siempre hubo violencia’ les decimos: nunca hubo Marcha Mundial, y no van a detenernos”.

Luego de este breve discurso, se realizó la presentación oficial de cada uno de los miembros del Equipo Base que llegó hasta Buenos Aires, un ensamble multicultural que reunió españoles, italianos, hindúes, chilenos, brasileros, una alemana, un finlandés, un inglés y una egipcia. Cada uno de ellos saludó en castellano y en su propio idioma, repitiendo la frase “paz, fuerza y alegría”.

Andrés Salazar, miembro colombiano del equipo base, despertó un gran aplauso cuando afirmó que “una revolución social es posible por la vía de la no violencia. Lucha por tus ideas, no mates por ellas”. Tony Robinson, por su parte, dijo que “la Marcha sigue en lo que haremos de aquí en adelante, en todo el trabajo que realizaremos con más organizaciones hasta que no haya más violencia en el planeta”.

Finalmente, y cuando el equipo base estaba saludando al público, llegó al escenario el representante de Mozambique, Michelle Ussen, quién se dirigió de forma directa a los gobiernos del mundo. “Sus discursos hipócritas terminan con esta marcha –aseguró. Continuaremos hasta que se termine el hambre y dejen de vender las armas que permiten la matanza entre hermanos en África, Asia y América”.

Durante el día, los miembros del Equipo Base habían sido recibidos por las máximas autoridades gubernamentales a nivel nacional y local: la Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mauricio Macri y miembros del Parlamento y la Legislatura de la Ciudad.

Mientras tanto, los principales artistas –La Missisipi, el solista Javier Calamaro y el actor Alfredo Casero- esperaban con tranquilidad el comienzo de sus performances detrás del escenario. El ex integrante del show televisivo Cha Cha Cha fue el primero en presentarse. “¿Cómo no iba a estar?”, preguntó de forma retórica antes de interpretar “Shimauta” (Canción de la isla), una canción de Kazufumi Miysawa inspirada en la sufrida isla de Okinawa, en Japón.

Casero aprovechó la ocasión para expresar que “la violencia es una cosa nuestra, demasiado humana. Pero debemos usar la inteligencia en contra de la guerra. La expresión humana inteligente debe ser la paz”. Su emocionante performance –se trató de su voz sobre la base del piano y un corista- concluyó con una fuerte acogida del público y un pequeño consejo: “cuidemos las acciones personales”.

A las 21 horas fue el turno de Javier Calamaro y Los Piratas, que tocaron dos canciones, una de ellas censurada por la dictadura militar de 1976 a 1983. “Su autor, por el simple hecho de ser cubano, estaba prohibido”, explicó Calamaro. Luego, Victorio Menghi, autor del disco Tango Fussion tocó un tema de la Marcha Mundial. Finalmente, invitó a Marcela Green a que lo acompañe en “Canción con todos”, de la recientemente fallecida Mercedes Sosa, con la que el público participó mediante un karaoke.

El cierre del evento estuvo en manos de La Missisipi. Su líder, Ricardo Tapia, destacó la energía del público presente y dijo “no a la guerra y no a la injusticia, que es la mayor violencia de todas”. Luego de 40 minutos de blues sin interrupciones, llegó el momento de las palabras finales, a cargo de Anna Furdada, quién agradeció a los presentes y los invitó a sumarse al último tramo de la movilización.

Así concluyó el evento central del paso de la Marcha Mundial por Buenos Aires, la última “gran ciudad” en recibir la Marcha Mundial, que había recorrido, entre otras, Sydney, Tokyo, Moscú, Berlín, Paris, Roma, Londres, Nueva York, México (D.F.) y San Pablo. Ahora, luego de tres meses y 120 países visitados, sólo queda por delante el viaje hacia la Cordillera de los Andes, dónde se realizará, el 2 de enero, el cierre de la Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia.


Pressenza IPA
picasaweb.google.es/imagenpressenzaspain/EnBuenosAiresEl29122009LlegaLaMarchaMundial#

<< Back
www.theworldmarch.org ®2018 | Last change: 17:42 - 19/11/2011 (UTC/GMT) | Resolution : 1024/768 | top
Login administrator | Privacy | Sitemap | Sponsors | Gadgets Shop